Marketing Dental

COLGATE Recursos para el odontologo

 

CONTENIDO

Tips de Marketing dental

Números anteriores

Artículos por temas

Colgate

Agenda dental

Enlaces Links Directorios

Libros y publicaciones

Instituto Panamericano de Gestión de la Salud

Asociación Latinoamericana de Gerencia Odontológica

Asistencia Odontológica

Club Dental

Capacitación - Cursos

Educación para pacientes

Juegos en línea

CURSOS DE MARKETING Y GERENCIA DENTAL

BUSCADOR DE MARKETING


powered by FreeFind

LIBROS - PUBLICACIONES

Administración en Odontología

Marketing en Odontología

Gerencia en Odontología 1:
El Consultorio Odontológico

Gerencia en Odontología 2:
Ética y Marketing

Gerencia en Odontología 3:
Personal Asistente

DIA DEL ODONTOLOGO

9 de Febrero
España, Guatemala, México, Nicaragua y Panamá

27 de Septiembre:
Chile

29 de Septiembre:
El Salvador

3 de Octubre:
Argentina, Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, Paraguay, República Dominicana, Uruguay y  Venezuela

25 de Octubre:

Brasil

11 de Noviembre
Honduras

4 de Diciembre:
Perú

¿ Su país no está en la lista?
Escríbanos...

Ir a la edición de Agosto del 2005          Revise otros artículos

 

Curso de Gerencia y Marketing en Odontología VIRTUAL   

Curso de Post Grado
de Gerencia y Marketing
en Odontología
Modalidad Virtual

Certifica:
Instituto Panamericano de Gestión de la Salud


MATRÍCULA ABIERTA
8 meses de duración

¿Desea mayor información? 

 

     

 

Odontología  - Agosto 2005
Odontología Ejercicio Profesional. Marketing dental y Gerencia en Odontología

 La ética en la odontología
 Dr. Jorge Luis Rivas.  (México)

*TOMADO DE: http://www.maxilofacial-mexico.org/index.htm

 

ETICA ODONTOLOGICA

 

En esta sección incluiremos algunos apuntes acerca de lineamientos que son absolutamente necesarios en la vida cotidiana del Odontólogo, por lo que de una manera sucinta planteamos algunos principios de Deontología Odontológica que son susceptibles de ser aumentados por nuestros amables lectores.

 

 

 

Primum nihit noscere

 

Estimados colegas, considero que la Odontología legal es a la práctica odontológica lo que la Judicatura es a la Ética, según Emmanuel Kant, 
es decir, la punición a la flagrancia de un hecho negativo contra la humanidad, así que me permitiré resumir en este espacio el código de ética o deontología que imparto a mis alumnos: 

DEFINICIÓN DE ESTA CIENCIA: La palabra deontología está formada por dos palabras griegas "deontos", genitivo de "deon", que significa deber, y logos, que significa discurso o tratado, de donde, etimológicamente equivale a "Tratado o Ciencia del Deber". De aquí que Deontología Médica signifique tratado o ciencia del deber médico o de las obligaciones médicas. 

 

Estos deberes se inspiran y corresponden a dos basamentos: 

1.- La justicia (Legal) y 
2.- La Caridad (Humana).

 

ORIGEN: El término Deontología fue introducido por Jeremías Bentham que con éste titulo su obra Ética. Utilizado para denominar un sistema moral, sobre el deber más bien que a los del derecho o la bondad; es decir, aquello que está adentro de uno mismo y que justifica nuestros propios actos que no corresponden a imposiciones dictadas por leyes. Se requiere de un equilibrio antropológico, económico, demográfico, político, biológico, cultural, psíquico y social cimentado en normal de moral. La Conducta se norma por las responsabilidades sociales, políticas y culturales. Las personas poseen derechos inalienables debido al hecho de que son seres humanos, independientemente de las diferencias de raza, color, sexo o formación social.

 

 

FUENTES DE LA DEONTOLOGÍA: Llamamos fuentes de la Deontología a las leyes que formulan los deberes médicos y de donde toman su inspiración y su verdadero vigor moral las doctrinas que constituyen el contenido de esta ciencia. División: Son tres las leyes principales que deben consultarse:

 

 1.- La Ley Natural: Llamamos Ley Natural a la misma ley eterna de Dios que, ordenando y conduciendo todos los seres a sus fines, es promulgada al hombre, mediante la inserción en su conciencia, para señalarle el camino que le conduce a su fin.

 

 2.- La Ley Civil: Es, en nuestro caso, a la que toca precisar y codificar los deberes médicos, rodeando su ejercicio de determinadas prerrogativas, a cambio también de determinadas responsabilidades.

 

 3.- La Ley Canónica: Entendemos por ésta la legislación eclesiástica contenida principalmente en las disposiciones del Código de Derecho Canónico, intérprete del derecho natural y encaminada a recordar al médico sus deberes profesionales en determinados casos y circunstancias en las cuales la actividad médica establece contacto con ciertos y precisos intereses morales y religiosos.

 

IMPORTANCIA DE LA DEONTOLOGÍA 
 

1.- Por que no se puede vivir sin moral, es decir, sin una regla moral a que se sometan nuestras acciones. Es ella la base de nuestras relaciones con Dios y la vía por donde discurren nuestras relaciones entre los hombres. 

2.- Por la dificultad que encierra el conocimiento de los problemas médicos. No siempre se posee, por desgracia, una fina y recta conciencia profesional, sino que, aún habiendo existido en los comienzos de la vida, que también puede darse el caso contrario, las lecturas, la mala educación, las influencias ambientales pueden producir en ella sensibles deformaciones. 

3.- Por la tendencia natural que todo hombre siente, más desarrollada en los años mozos de ejercicio de su profesión, a no reconocer ni obedecer traba ni regla, CREYENDO QUE SE LOGRA LA REALIZACIÓN PRÁCTICA 
CON LANZARSE A LOS MAS ATREVIDOS ENSAYOS Y ACOMETER LAS OPERACIONES MAS AVENTURADAS.

 

LOS DERECHOS DE LA PERSONA: 
 

FÍSICOS
1. A la existencia (vida),
2.- a la salud integral,
3.- a los medios económicos para un nivel de vida digna,
4.- a la seguridad social. Estos rubros generalmente deben ser garantizados por los gobiernos de las naciones. 

 

MORALES
1.- Al debido respeto y a la buena reputación, 
2.- A la libertad para buscar la verdad y defender sus ideas, 
3.- A la información objetiva de los sucesos públicos (éste capítulo bien merecería un examen de conciencia profundo a nivel mundial). 

CULTURALES: 
1.- A la instrucción fundamental, 
2.- A la formación profesional y técnica, 
3.- A los altos grados de formación intelectual en cuanto sea posible (en los países totalitarios, esto es de riesgo altísimo para la permanencia de los tiranos). 

 

RELIGIOSOS:
1.- A honrar a un Ser Supremo según el dictamen recto de su conciencia (NO ES VALEDERO QUE EN EL NOMBRE DE ESE SER SUPREMO SE COMETAN CRÍMENES "LESA HUMANIDAD" COMO SUCEDE EN RELIGIONES FANÁTICAS). 
2.- A profesar la religión privada y públicamente. 

 

SOCIALES: 
1.- A elegir su propio estado de vida (Ningún gobierno o religión pueden atentar contra este principio fundamental), 
2.- A fundar, dirigir y educar una familia con plenitud de derechos, 
3.- A trabajar sin peligros físicos y morales (El trabajo es una virtud humana que NO debe ser sujeto a ningún tipo de coacción y mucho menos utilizado para el enriquecimiento de minorías), 
4.- A una retribución justa y suficiente para un nivel de vida digna, 
5.- A la propiedad privada, pero salvaguardando su función social, 
6.- A la reunión, a la asociación y a la libre estructura de las instituciones, 7.- A le emigración e inmigración (éste es otro capítulo que bien vale la pena meditar a nivel mundial). 

 

POLÍTICOS: 
1.- A tomar parte activa en la vida pública, 
2.- A la defensa jurídica de sus propios derechos.

Entre los formas que atentan de manera más grave contra el más elemental de los derechos de la persona en particular y de la humanidad en general, están: El aborto, Eutanasia, Suicidio, Homicidio, Genocidio, Mutilación, Alcoholismo, Drogadicción, Prostitución, Tabaquismo, etc. De alguno manera como es del dominio público, éstas aberraciones son más frecuentes en las sociedades ricas económicamente aunque por contraparte también se observan en las sociedades sumamente pobres.

 

DIVISIÓN DE LA DEONTOLOGÍA


a).- Ciencia de la perfección humana realizada por medio de la perfección moral. 


b).- Especial: Se ocupa de los deberes que el hombre ha de cumplir en un campo de actividad específico para lograr su perfección en ella. No es iluso pensar que el conocimiento y el cumplimiento de una deontología médica haría más digna y elevada la profesión. Es importante un código deontológico que recuerde que somos miembros y parte de un todo profesional y, que cualquier inobservancia nos demerita y envilece ante nuestra profesión. Nuestra profesión, marco útil para la coordinación de nuestro esfuerzo, la reglamentación de nuestra vida y el desenvolvimiento de nuestra personalidad, infunde en nosotros una dignidad y elevación moral inseparable. No sólo es importante poseerla con conciencia, sino elegirla bien, para ejercerla lo mejor posible, ya que la conciencia profesional no es, en suma, más que un simple deber de justicia. 
 

Somos responsables ante nuestra conciencia, tenemos en nosotros mismos el sentimiento de que tal acción depende de nuestra voluntad y que, al realizarla, merecemos goce o remordimiento. La responsabilidad social, por el contrario, es la responsabilidad ante la sociedad, ante la ley. 
 

La deontología médica general que antecede, naturalmente, a la odontología, bien puede servir para reglamentar los deberes del odontólogo en particular. 
 

Tiene un triple aspecto: 


1.- Jurídico, 
2.- Deontológico, 
3.- Moral. 
 

 

En lo jurídico abarca aquellos deberes comporta sanciones penales o administrativas. Así, cabrá distinguir la responsabilidad penal y la responsabilidad civil.

 

La responsabilidad penal del médico puede configurarse en un delito común, agravado al haber sido cometido por personas que ejercen esta profesión (ejemplo: eutanasia, aborto deliberado), diversos tipos de delito estrictamente profesionales (certificaciones falsas) o una simple trasgresión de normas especiales, como el caso de omisión de denuncias obligatorias.

 

El aspecto deontológico propiamente dicho, se refiere a aquellas normas que van más allá de las obligaciones legales y han sido fijados para el médico, en cuanto profesional libre por las corporaciones correspondientes (Colegios, Asociaciones, Grupos de Estudio, Facultades de Odontología).

 

Las sanciones disciplinarias pueden consistir en la advertencia, es decir la admonición al culpable para que no reincida en la falta cometida; en la censura, que es una declaración condenatoria por la acción cometida, en la suspensión del ejercicio profesional con duración de 1 a 6 meses, y finalmente la cancelación del registro profesional. Frente a los muchos deberes implicados en su ejercicio profesional, el médico tiene un sólo derecho: el de sus honorarios. Estos deben fijarse en medida no inferior al mínimo establecido. Con posterioridad y fuera del desarrollo de ésta colaboración daré mis opiniones con respecto al "Derecho a los Honorarios Médicos".

CÓDIGO DE DEONTOLOGÍA: Las premisas del código de deontología no llegan a las minucias del detalle. Queda así un margen muy amplio de actuación en que el profesional no tiene escrita o mencionada concretamente la fórmula correcta de proceder. Ello queda supeditado a su buen criterio. De ahí la importancia de que éste se nutra en los postulados del código de deontología a fin de que, llegado el caso, sepa resolver de la mejor forma posible cual ha de ser su actitud interior y exterior. 

 

GENERALIDADES
 

1.- La profesión dental está al servicio de la salud pública. La satisfacción moral del servicio prestado debe primar sobre el beneficio personal. Este código tiene por objeto el fijar normas generales tendientes a fundamentar los principios morales en que debe descansar el ejercicio profesional. 

2.- El dentista, como hombre culto y de disciplina que ha cultivado su inteligencia, tiene el derecho de actuar en los órdenes social, político, científico o religioso de acuerdo a sus preferencias, sin más limitación que las que imponga la Constitución o Carta Magna de las Naciones (Excepción hecha a las constituciones de países nó democráticos que limitan las capacidades del hombre), las leyes y el prestigio de su profesión. 

3.- Para todo dentista que ejerza en el territorio de una Nación, debe ser un deber y constituir un honor el pertenecer a la Asociación Odontológica o a una de sus filiales que pudiera constituirse. 

4.- LA LUCHA CONTRA EL CURANDERISMO Y LA CHARLATANERÍA EN CUALQUIERA DE SUS FORMAS (HACERSE PASAR POR ESPECIALISTAS, OFRECER FALSAS TARIFAS BAJAS O SERVICIOS GRATUITOS COMO INCENTIVO PARA SORPRENDER A LOS PACIENTES, ETC),EL COMBATE CONTRA EL EJERCICIO ILEGAL DEBE SER UN DEBER DE CONCIENCIA PARA TODO DENTISTA, en cuanto ellos atentan a la salud del pueblo y al prestigio de su profesión.

 

EJERCICIO DE LA PROFESIÓN: Deberes de los médicos en general. El médico debe mantener siempre las más altas normas de conducta profesional. No debe permitir dejarse influenciar por meros motivos de beneficio personal. 

 

Se condenan como no éticas las siguientes prácticas: 

 

a).- Cualquier tipo de propaganda que preconice falsos títulos, especialidades y ofertas económicas hechos de manera escandalosa. La publicidad siempre deberá exclusivamente informativa con respecto a los títulos y especialidades con que cuente comprobadamente el médico. 

 

b).- Tomar parte en cualquier plan de cuidados médicos en el que el médico no tenga independencia profesional completa. 

 

c).- Recibir dinero en relación con servicios prestados a un paciente, al margen de honorarios profesionales adecuados, o pagar cualquier cantidad en las mismas circunstancias sin el conocimiento del paciente. En ninguna circunstancia se permite al médico hacer cosa alguna que pudiese debilitar la resistencia física o mental de un ser humano, excepto por razones estrictamente profesionales y en interés del paciente. Se aconseja a los médicos que procedan con la mayor precaución al publicar un nuevo descubrimiento. Lo mismo se aplica a los métodos de tratamiento cuyo valor nó esté reconocido por la profesión. Cuando el médico es requerido para que preste declaración o certifique, sólo debe manifestar lo que pueda verificar.

 

DEBERES PARA CON LAS AUTORIDADES: Estos reglamentos están regidos por las leyes, ordenanzas y reglamentaciones pertinentes y todo dentista está obligado a conocerlas, respetarlas y cumplirlas. Es deber de todo dentista secundar la acción de las autoridades y contribuir a ilustrar su criterio en los casos en que fuera requerido. 

 

DEBERES PARA CON EL PACIENTE: La primera responsabilidad del dentista estriba en prestar un servicio eficaz, de acuerdo con los conocimientos de nuestro tiempo. Esto lo obliga a estudiar, a saber, a renovar su bagaje intelectual A LO LARGO DE LA VIDA.

 

Esto obliga al médico a mantenerse razonablemente enterado, hasta donde sea posible al día, mediante lecturas, cursos y asistencia a reuniones médicas (y actualmente podríamos incluir el intercambio internacional de ideas y la lectura de los artículos de la red de Internet). Todo paciente que ocurre al consultorio de un dentista deposita en él su máxima confianza al entregarle el cuidado de su salud.

 

Todo dentista tiene la obligación moral de corresponder a esa confianza no anteponiendo sus intereses o comodidades personales a la atención del paciente, quien no tiene más garantía que la buena fé del profesional. Los dentistas deben ajustar la liquidación de sus honorarios a los aranceles establecidos, y si éstos no existieran es de buena práctica, siempre que sea posible, hacer llegar al paciente un presupuesto previo (y en algunos casos ajustarlo a la capacidad de pago del paciente). Esto evita desagrados y molestias que casi siempre van en detrimento del buen nombre del profesional. Es correcto, teniendo en cuenta la índole de nuestro trabajo, el exigir el pago total o parcial por adelantado. 

 

ES ANTIÉTICO EL NO COBRAR CONSULTA AL PACIENTE QUE REQUIERA UNA CONSULTA, pues el dentista emplea instalaciones, equipo, instrumental, material de curación y apoyo de la asistente dental, amén de secretaria y demás personal, el dentista que oferta presupuestos gratis, incurre en falsedad, pues los gastos de su gabinete son constantes y lo que no paga el paciente que no pagó consulta, deberá ser cargado al paciente que SI lo acepta. El arancel de consulta deberá (en lo posible) equipararse a los honorarios que perciba en el medio un médico de práctica general, pues el entrenamiento del dentista ha sido igualmente difícil, sumado a un equipo que actualmente es sumamente caro y cuyo mantenimiento es también económicamente alto.

 

El no cobrar consulta, propicia que el paciente "salte" de un profesional a otro, quitándoles tiempo profesional y utilizando los conocimientos del dentista para plantear un tratamiento (después de 45 minutos o una hora en el gabinete, el paciente NO debe salir con un simple "gracias").

 

El DENTISTA debe cobrar consulta por que es un Profesional, no un artesano. Es contrario a la ética profesional el hacer depender la asistencia, EN CASOS DE URGENCIA, del pago anticipado. Cuando el paciente sea indigente y requiera tratamiento de URGENCIA, este deberá otorgarse con toda diligencia y sin requerir honorarios. Todo dentista está obligado a guardar el secreto profesional. 

 

Devoción y calor humano en la atención del enfermo. Esto se ha perdido en algunos países donde existen instituciones de salud que explotan a los profesionales de la salud obligándolos a atender grandes grupos de pacientes, sin otorgar tiempo adecuado para hacer una buena odontología, pues generalmente para estas instituciones lo que cuenta es la estadística, no la calidad (En otro momento hablaré de las instituciones de seguridad social y su relación con los profesionales de la salud, pues es un fenómeno que en los países del tercer mundo ha denigrado al profesionista convirtiéndolo en un obrero de poca monta).

 

HONESTIDAD CON EL PACIENTE.- Proporcionar una ayuda efectiva a aquellos que soliciten nuestra atención médica, con independencia de su edad, raza, religión, credo político o nivel social, y de las circunstancias que puedan haber contribuido a su enfermedad (HIV? Hepatitis?, etc). Decir la verdad al paciente en cuanto sea capaz de aceptarla y teniendo en cuenta nuestra propia falibilidad. 

 

DEBERES CON LOS COLEGAS.

 

1.- Competencia desleal: Constituye una grave falta de ética, desplazara (o pretender hacerlo) a otro colega, por el ofrecimiento de honorarios más reducidos o gratuitos o cualquier otro recurso de competencia desleal. 

 

2.- Manifestaciones malevolentes: Constituyen una grave falta de ética hacer manifestaciones malevolentes sobre la persona o los trabajos de un colega en presencia de un paciente. 

 

3.- Transferencia de paciente: Todo dentista al que le haya sido enviado un paciente por un colega, deberá limitar su asistencia a lo estrictamente indicado, y terminada ésta, restituirlo a su dentista. Igualmente los pacientes que estén en asistencia con otros colegas, nó deberán recibir otras atenciones que las de urgencia, debiendo poner en conocimiento del colega la intervención realizada. 

 

4.- Asociación: A los efectos del ejercicio profesional, SOLAMENTE ES LICITA LA ASOCIACIÓN CON COLEGAS DIPLOMADOS O CON CERTIFICACIÓN OFICIAL DE ESPECIALIDAD. No se considera asociación la convivencia en un mismo local que ejerzan otras ramas del arte de curar. 

 

5.- Especialización: Todo dentista que se dedique especialmente a la práctica de determinado tratamiento, operación o trabajo, contrae el compromiso moral de prestar únicamente los servicios de su especialidad, a todo enfermo que con dicho objeto le haya sido derivado en interconsulta por sus colegas. Los familiares del recomendado serán considerados a este respecto como pacientes del colega recomendante. 

6.- Peritajes y Certificados: Es falta de ética dictaminar sobre tratamientos ajenos, a no ser a pedido del autor o de autoridad competente. En todo caso, los dictámenes o certificados deben contener la indicación de su objeto, limitando su contenido a tal fin. 

 

DEBERES PARA CONSIGO MISMO: El dentista se debe a sí mismo el mayor respeto que debe manifestarse ante el medio ambiente en impecabilidad en el vestir, decencia y propiedad en el hablar, modestia ante el halago, seguridad en su persona, el dentista tiene el deber de predicar con el ejemplo al mostrarse ante sus pacientes y la sociedad con un la mirada firme y el aliento limpio, deberá mostrar una moral intachable.

 

Mostrar lealtad a toda prueba a su profesión, manifestada como entrega absoluta e incondicional a su paciente y a la humanidad. Ser dentista no entraña la obligación de ser sabio o figura eminente; pero sí un profesional limpio, laborioso y merecedor de la confianza de sus enfermos y del respeto general. Ser dentista implica la obligación consigo mismo de no frustrarse, de estudiar, de renovarse y de no caer en la mediocridad, que lo empujaría a la ineficiencia; en otros términos procurar con ahínco su educación continua si ha de llevar con decoro la toga hipocrática.

 

Ser dentista conlleva la obligación de cultivarse y de ser Universal. El hombre de ciencia sólo puede tener equilibrio en su YO si se cultiva. El dentista sobre todo tiene la deber de nó incurrir en actos o prácticas que alteren la claridad de su mente y la firmeza de su pulso, sólo así podrá presentarse ante sus pacientes, su familia, la sociedad y la patria como un servidor a toda prueba.

 

DEBERES PARA CON LA SOCIEDAD: La sociedad ha delegado en el gremio odontológico la atención de una parte considerable de la salud pública y privada, cual es la higiene y terapéutica bucal. Todas las iniciativas para el mejoramiento de la salud pública deben merecer apoyo decidido de los dentistas, en particular las que se refieran a la asistencia dental escolar, y la asistencia de las clases humildes y menesterosas. No limitarse a la atención del paciente sino extenderse a la protección de la comunidad. 

 

-IMPLANTACIÓN DE MEDIDAS PREVENTIVAS- En realidad, cuando se habla de medicina preventiva se piensa en la que busca evitar la aparición de las enfermedades. Es la que trasciende más allá del enfermo para proteger al sano o grupo social en su conjunto.

 

ANUNCIOS Y PUBLICIDAD: Los anuncios de cualquier naturaleza que sean, deberán ajustarse al siguiente criterio: 

 

a).- No debe contener más que el nombre, títulos, horario, dirección y (si se tienen de manera oficial y colegiada) la especialidad o especialidades a que se dedique. Es falta grave el anunciarse con especialidad o especialidades que NO se tienen, el hacer preceptorados incluso con maestros de reconocida capacidad NO OTORGA ESPECIALIDAD, se requiere programa de estudios avalados por una Universidad o Institución de Salud Gubernamental. EL ANUNCIARSE CON UNA ESPECIALIDAD SIN TENERLA PUEDE CONSIDERARSE APARTE DE FALTO DE ÉTICA, COMO DELICTIVO Y PERSEGUIBLE POR LA LEY. 

 

b).- Quedan terminantemente prohibidos los letreros desmesurados o llamativos, ya sea por su forma o contenido. Es totalmente permitido el anuncio en revistas profesionales, en los que de forma detallada se explique los tipos de tratamiento científico que efectúe, todo esto dedicado a la ilustración de los colegas.

 

Tomando en cuenta la gran influencia de los medios de comunicación en la actualidad y las megalópolis (ciudades de tamaño descomunal) como la Ciudad de México, Nueva York, Buenos Aires, etc. Es permitido que el profesional participe en entrevistas informativas por la radio o televisión, de la misma manera manera le es permitido publicar artículos informativos serios en los diarios, o bien ser entrevistado por los medios de comunicación dando a conocer avances científicos perfectamente comprobados.

 

SE CONSIDERA REPUDIABLE: Los ofrecimientos o anuncios de servicios profesionales hechos por "charlatanes" en periódicos de cualquier naturaleza, televisión, radio o cualquier otro medio de publicidad, que contengan afiches, tarifas de honorarios, ofrecimientos de presupuestos gratuitos, procedimientos secretos o patentados en los que figure o no el nombre del profesional. 

 

c).- El consentir que se publiquen artículos, reportajes o agradecimientos de pacientes. 

 

3).- El reparto público de volantes o tarjetas, aunque no contengan más que el nombre y la dirección. La concesión de comisiones a quienquiera que sea es ilícita. Y es también ilícita la venta de medicamentos o productos de higiene oral en el consultorio dental.

 

Es ilícito dar certificados sobre la bondad de productos "secretos" o sobre aparatos de prótesis "patentados". El anuncio de laboratorios o medicamentos en los recetarios es ilícito, igualmente es ilícito el imponer en la receta la obligación de que la receta "debe ser surtida en tal farmacia", por que presupone un acuerdo ilícito y dicotomía económica con el farmacéutico. Finalmente NINGÚN profesionista deberá prestarse para exaltar ningún producto, laboratorio dental, bodega dental o gabinete dental.

 

RELACIONES CON LOS LABORATORISTAS: Los dentistas que hagan realizar los trabajos de prótesis en laboratorios ajenos a sus consultorios, deben evitar entregar sus trabajos a mecánicos dentales que ejerzan ilegalmente.

 

Afecta el prestigio y la moral profesional la relación de dependencia de un dentista (Dicho de otra manera: UN LABORATORISTA JAMÁS DEBERÁ DAR INDICACIONES AL DENTISTA SOBRE EL TIPO DE TRATAMIENTO O PRÓTESIS QUE REQUIERE UN PACIENTE), con respecto a un laboratorio, así como la intervención del laboratorio dando instrucciones al odontólogo en su propio gabinete dental.

 

En concreto los odontólogos sólo deben tratar con protesistas con capacitación legal, colegiados y de reconocida ética. Y los Colegios Dentales tienen la obligación ineludible de delatar a los laboratoristas que intervengan directamente con pacientes.

 

EL ODONTÓLOGO INSTITUCIONAL Y SU RELACIÓN CON EL PACIENTE: El dentista de práctica institucional que trabaje para el gobierno correspondiente o para compañías Aseguradoras está en un grave dilema ético, pues en general para las instituciones gubernamentales no importa la calidad ni la calidez en el trato a los pacientes, sino las cifras y la estadística.

 

En principio en las instituciones gubernamentales el paciente pierde su nombre para convertirse en un número o una ficha (como en las prisiones), el paciente NO TIENE LA LIBERTAD DE ELEGIR AL MEDICO O DENTISTA DE SU PLENA CONFIANZA, acto de suma gravedad.

 

Los dentistas que trabajan en Instituciones gubernamentales en los países del tercer mundo, subdesarrollados o pobres, generalmente son muy mal pagados, se les hace trabajar bajo la presión psicológica del aparato administrativo o burocrático, con lo cual los profesionales son lesionados psíquica, física y económicamente. Lo anterior no sólo es faltar a la ética, sino a los más elementales derechos humanos.

 

Por otra parte, los profesionales no tienen la libertad de elegir el tipo de tratamiento que el paciente requiere, sino que están OBLIGADOS a proporcionar al paciente sólo lo que la institución o el gobierno tenga planeado como prestación, además se les prohíbe a los odontólogos indicar a los pacientes que existen alternativas de tratamiento que no están contempladas en el esquema institucional, so pena de castigar al profesionista o privarlo de su trabajo.

 

En países como México la Odontología institucional se limita a los más elementales esquemas de tratamiento dental que no necesariamente satisfacen las necesidades de los pacientes. 

 

Una pequeña reflexión acerca de la responsabilidad que los gobiernos tienen de planear el número de profesionistas necesarios para satisfacer las necesidades de sus países, pues desgraciadamente en últimos tiempos hemos visto que existen profesionistas de la ciencia dental dedicados a múltiples actividades que nada tienen que ver con su entrenamiento. No es justo para los odontólogos que después de hacer estudios tan específicos terminen como vendedores ambulantes.    

 

2.- ODONTÓLOGOS QUE TRABAJEN PARA COMPAÑÍAS ASEGURADORAS: Cuando las compañías Aseguradoras se manejan con ética, es un beneficio para el paciente ya que de antemano el mismo sabe a qué tiene derecho en su tratamiento dental, pues está perfectamente estipulado en el contrato, sin embargo, hay excepciones, el países como México, las compañías aseguradoras pueden tener profesionales trabajando por precios baratos y puede suceder que éstos profesionales no tengan la preparación requerida para dar al paciente la terapéutica adecuada.

 

Esto es un vicio de la libre economía, y tanto Sociedades Odontológicas como pacientes, deben ser alertados contra este tipo de pillerías por parte de los dueños de las compañías aseguradoras, pues es lógico que para una compañía de éstas, lo que importa es la ganancia económica que el cliente deja, NO el cumplir las necesidades de un paciente, además en países como el que he mencionado, el paciente tampoco tiene derecho a elegir el especialista de su confianza, sino restringirse al o los profesionistas con los cuales las aseguradoras tienen contrato previo.

 

Estos dos rubros bien merecerían un buena discusión e invito a los que lean esta parte  a que nos digan cómo se manejan estos dos puntos en su particulares países.

 

Gracias a la influencia de los patrones de vida norteamericanos, en algunos países se ha puesto de moda la Odontología "en serie", esto implica que algún dentista con capacidad económica, habilita una clínica con determinado número de gabinetes en los que hace trabajar (generalmente por poca paga) a dentistas recién egresados y en ocasiones a estudiantes o lo que es peor a dentistas que no reúnen las características de preparación.

Esto es violatorio a la ética profesional, pues los pacientes odontológicos, al igual que el paciente de medicina general, busca la atención de un médico (u odontólogo), no un garaje dental donde hoy le atienda una persona y no tiene la certeza de que en la próxima cita sea el mismo terapeuta.  Como verán, el clamor es universal: DIGNIFICAR LA ODONTOLOGÍA. Un cordial saludo.

 

J. Rivas, Ética en odontología. Odontología Ejercicio Profesional 2005;6(8): http://www.odontomarketing.com (10.08.2005)

Suscríbase gratis a nuestra Revista Virtual
Odontología Ejercicio Profesional

 

Curso de Gerencia y Marketing en Odontología VIRTUAL   

Curso de Post Grado
de Gerencia y Marketing
en Odontología
Modalidad Virtual

Certifica:
Instituto Panamericano de Gestión de la Salud


MATRÍCULA ABIERTA
8 meses de duración

¿Desea mayor información? 

 

Ir a la edición de Julio del 2005          Revise otros artículos

Regresar al inicio   Contáctenos   Suscríbase gratuitamente a nuestra Revista Virtual   ¿Desea anunciar en Odontomarketing?

ODONTOMARKETING es publicado y distribuido gratuitamente por CONEM desde Mayo del 2000. Los artículos firmados son responsabilidad exclusiva del autor y no comprometen necesariamente la posición de nuestra publicación.

Artículos por temas:
Administración   Auditoría  Calidad   Contabilidad   Ejercicio profesional   Epidemiología   Etica - Aspectos legales   Informática - Computación   Liderazgo   Marketing   Personal asistente   Políticas de salud   Riesgo laboral - Ergonomía  Seguros dentales - Sitemas de atención   Ventas

Directorios - Enlaces: Calidad  Empresas de Servicios Odontólogicos  Equipos y productos dentales  Ergonomía  Facultades de Odontología   Gestión Odontología  Gestión Salud  Instituciones Odontológicas  Laboratorios Dentales  Miscelánea Organizaciones de Salud Peruanas Organizaciones Internacionales  Portales Odontológicos  Portales Salud  Revistas Odontológicas  Software Odontológico  Webs de Odontólogos o clínicas odontológicas