¿Quién saca las licencias?

Por Jaime Otero – www.odontomarketing.com    Contacto: jotero@odontomarketing.com

Vivimos una progresiva formalización en distintos ámbitos de nuestros mercados odontológicos, lo que nos lleva a conocer el marco reglamentario y sus continuas modificaciones. Adicionalmente, a interactuar con los diferentes reguladores que marcan las reglas de juego, afectando de forma significativa y multifactorialmente nuestro qué hacer como Odontólogos: a nivel personal, empresarial y laboral.

odontomarketing_posts_tramites

Al margen de si nos gusta o no, de si estamos de acuerdo o no… y sin entrar en detalles respecto a la obligación y a la conveniencia de entender el significado y de respetar cabalmente las implicancias de cada ley, norma, reglamento, etc. del mundo dental, le recomendamos enfrentar la situación estratégicamente.

Esto es:

  • mirando el tema con integralidad
  • pensando muy bien antes de actuar
  • sabiendo que el entorno del mercado odontológico se estructura y reestructura continuamente
  • aceptando que nuestra acción individual poco puede hacer para transformarlo
  • teniendo un enfoque hacia el futuro
  • evaluando racionalmente las tendencias
  • declarando formalmente nuestras líneas de acción concretas y medibles
  • reconociendo los atajos y las barreras que nos ofrece el mercado, hacia el logro de nuestros objetivos
  • encontrando los mejores caminos para alcanzar las metas que nos llevan al éxito
  • siendo disciplinados y eficientes en cada paso del camino

¿Quién saca las licencias?

Así, una pregunta medular que muchos Cirujanos Dentistas deberían plantearse (al margen de la edad de su emprendimiento), es: ¿Quién asumirá la responsabilidad sobre los trámites y el consecuente poder sobre las licencias? Asunto medular, sobre todo porque la realidad nos muestra a muchos profesionales de la Odontología, que evidencian una especie de “collage” en su frente legal:

  • Algunos papeles tramitados a nombre propio (a veces como individuo, a veces como odontólogo)
  • Otros permisos más bien atados innecesariamente al lado tributario
  • Algunos trámites efectuados por terceras personas:
    • el tramitador
    • el socio formal
    • el socio de palabra
    • el antiguo socio
    • el dueño del local donde laboramos
    • el colega
    • la (ex) pareja colega
    • el familiar colega
    • el (ex) amigo colega
  • Otras diligencias manejadas como empresa, individualmente o en sociedad con otros

… una verdadera bomba de tiempo, que podría estallar en cualquier momento: frente a la visita de cualquiera de los reguladores o ante algún cambio empresarial que se desee realizar en el corto o mediano plazo. Por ejemplo: comprar el local que actualmente alquilamos, recibir un mensaje del arrendador que no nos renovará el alquiler para el próximo año o que nos subirá significativamente el monto del alquiler que venimos pagando, abrir un nuevo local, ampliar el local que actualmente tenemos, franquiciar nuestra marca, subarrendar espacios, traspasar, vender, alquilar, dar trabajo a terceros… o cualquiera de otras múltiples opciones que podrían figurar en nuestras nociones de sostenibilidad y éxito.


La inacción podría generarle multas, castigos o inviabilidad

Haga entonces un análisis de cuál será el sentido del proceso legal de su empresa odontológica, al margen de su tamaño actual y de sus ideas respecto al hoy. Considerando sobre todo, hacia dónde se enfoca y definiendo  de una vez si realmente es y seguirá siendo un esfuerzo individual, o si en la práctica ya es (o será) un asunto grupal: con colaboradores, socios, etc. Luego, según el caso y siempre de la mano de algún experto: bosqueje y luego dibuje con precisión ¿Cuáles serán las líneas del hilo conductor de su impulso de formalidad?

Defina también ¿Cuál será el sustento legal de la red de relaciones que mantendrá con los diferentes actores del mercado? y sobre todo con los que se desenvuelvan al interior de su consultorio ¿Se rodeará de trabajadores?, ¿Su crecimiento empresarial se basará en el establecimiento de una sociedad con otro(s) profesionales?, ¿Su objeto social incluirá otras áreas, además de la prestación de servicios odontológicos a la población? Pensar no cuesta mucho y pensar inteligentemente, ahorra.

Cada proyecto es único y aunque la ley es una sola: existen múltiples maneras de movilizar los esfuerzos hacia el logro de la visión empresarial en Odontología. Asuma sus responsabilidades cuanto antes, pero de manera estratégica. Si va de ventanilla en ventanilla, haciéndole caso (parcial o completamente) a lo que bien o mal intencionadamente le recomienda cada uno de los funcionarios de cada una de las entidades regulatorias que visita… le auguramos mucha burocracia y pobres  resultados.

En Odontomarketing estamos para ayudarle, muy buena suerte!!!

Pages:
Edit